Amor de verano que se termino en invierno

Esta bailando al otro extremo de la habitación mientras tiene los nuevos ojos observándola, quien se atrevería a querer entrar en el espacio sagrado para apagar la luz. Las dos almas parecen hambrientas de entrar, puedo percibir la conexión pero nadie sabe si es una de destrucción o de amor, supongo que pude oler un poco el humo que produciría el fuego cuando te observe leer ese oscuro libro en un hermoso día en la playa.

Podría pasar un millón de horas comiendo toda tu cara en la habitación, haciendo diferentes movimientos para ti con mi ritmo latino y de esta forma dejarte conocer el sentimiento de mis tierras, al final del día ambos estamos explorando el mundo cierto? Lo quisimos atrapar para siempre pero aun no tenemos una idea de qué significa eso.

Las diferentes programaciones que hacen la configuración de mi cerebro no están interesadas en salvar ninguna sola idea de los dos aun, hay tanto daño como dijiste que se me hace extremadamente difícil sostener una de las partes que creamos y mantenerla con vida. No sé que avión tomaras y no se a donde te vas a dirigir esta vez, pero espero que comprendas mas temprano que tarde que este increíble mundo es solo es una expresión de lo que vomitas desde adentro para crear el exterior.

Antes de que llegaras pude ver a muchas multitudes observarme y pareciera que esa atención no capturaba la mía, solo permanecía sentada hasta que llegaste a mis ojos aquella noche antes de mayo, sentí pararme del sitio en donde estaba sentada para ir corriendo abrazarte. Fuimos un instante capturado en el inexistente tiempo, y cuando permitimos lo ordinario del exterior fue como si ambos le hubiéramos prendido fuego a nuestro hogar sagrado que apenas estaba brotando.

Photography by Mathilde Langevin

El descontrolado balance que nos azoto antes de conocernos, nublo casi por completo la verdadera vista, y ya nos íbamos sin siquiera haber logrado llegar. Cargamos con expectativas al otro queriendo que hiciera, aquello que no hemos sido responsables de hacer por nosotros mismos primero. Es escalofriante pensar que quizás no estoy hecha para lo tradicional, porque esto solo limita y no permite abrir la posibilidad para la exploración de nuevas ideas. Quizás tengo mi forma de hacerlo suceder, pero aun sigo configurando a mi mente según las experiencias digeridas.

He decidido quitar todas las capas para que los poros de mi piel respiren mi primer invierno, estoy despierta para experimentar las nuevas sensaciones y puedo sentir que el destino al que quiero llegar esta muy cerca, y desde mi completa dirección seguiré respirando vida. Mi casa es la expresión de mi alma desde mi autentica y orginal forma, desde mi proceso.

Nuestras almas van mejor en libertad, así que respetare tu vuelo y regresare a la dirección del mío, agradezco que hayamos existido una vez en un mismo espacio. Quizás nos salvamos a nosotros mismos de alguna forma, al unirnos en aquellos tiempos desbalanceados. Puedes quedarte con cualquiera de las ideas que tu mente haya creado sobre mi, yo me esforzare por salvar la idea de tu brillo siendo uno con el sol, en aquellos días que pasamos juntos en una de las playas más hermosas del mundo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s